Archivo del presente: Ana “Tati” Montaner

Escrito por

Ana “Tati” Montaner.

 

¿Cómo te definís?

Como una hacedora del impulso creativo. Así me defino porque me gusta todo. Me gustan las artes visuales, me gusta el teatro, el cine, la danza, todo eso me gusta.

 

¿Crees qué a los artistas se les tiene en cuenta a la hora de desarrollar nuevas políticas culturales en nuestro país?

No, digamos que no. Pero no solo en políticas culturales, en general no sé nos tiene en cuenta y está visto por el poco apoyo que hay a la cultura. Así que no, no nos tienen en cuenta desde todas las disciplinas. El artista tiene muchísimo para aportar porque tiene otra mirada sobre la situaciones, sobre las necesidades. Por ahí los funcionarios esto lo pasan de largo.

 

¿Qué políticas culturales que se llevaron o llevan a cabo destacarías?

Bueno, estamos diciendo esto ¿no? que no nos tienen muy en cuenta. De hecho una ley de mecenazgo, por ejemplo, hay nada más que en CABA, según tengo entendido. Y también hay otra cosa, porque no solo digamos que el Estado no nos tiene en cuenta, sino también las empresas. Las empresas tendrían que tener un compromiso mayor con la cultura y con los artistas. A veces uno pide algo para algún proyecto importante o interesante, o que tenga un impacto en la sociedad, porque generalmente el artista tiene la idea, pero siempre con bolsillos flacos. Aunque nosotros tenemos algo de culpa porque debemos reunirnos más, juntarnos más, hacer más fuerzas, hacer más trabajo social que esa es también la manera en que la comunidad nos va a reconocer y nos va a posicionar diferente.

 

¿Qué nuevas políticas culturales creés que se deberían desarrollar?

Bueno esto que estábamos hablando. Convocar a los artistas y presentar a quien corresponde cuáles son nuestras necesidades, y en base a las necesidades armar las políticas culturales.

 

¿Quiénes deberían participar en la definición de dichas políticas culturales?

Depende, digamos, adónde van orientadas. Pero los artistas, por supuesto. Después, sociólogos, filósofos etc, pero no un solo sector. Cada uno tiene que dar su visión y de ahí en más que se genere políticas. Y también tendrían que haber, me parece a mí y que está faltando, es el trabajo en red. Esa es la clave.

 

¿Qué te parece la situación actual del arte?

Bueno, la situación actual no es brillante, ni mucho menos. Por todo esto que venimos hablando. Hay como una sensación muy rara en general, por la pandemia y por la situación socioeconómica. Cuando hay necesidades primarias que no están cubiertas, obviamente que la cuestión artística y cultural no es lo primero. Y como decía Spinetta los artistas somos decoradores de la vida, entonces hay otras cosas que tienen que estar ahí. Es re importante la creatividad del todo, pero la panza llena es lo básico.

 

La ciudad

Pensando en los últimos diez o veinte años, elija obras o muestras de otros artistas de Bahía que, a su criterio, son fuertemente significativas y cuente por qué.

La más significativa de todas fue la retrospectiva de Los Chopen, que es un grupo de artistas visuales de Bahía. Para mí esa fue la más significativa. Desde el cambio de paradigma que propone el grupo, lo que significó para todos los integrantes, desde artistas, padres, de coordinadores, la sociedad en general, para todos ellos fue muy significativa, entonces muy importante.

Y cuanto a muestras eso depende de los gustos personales. Lo bueno es que hay mucho, mucho semillero, mucha cosa. Entonces hay mucha movida acá en Bahía, pero lo que sucede es esto que te decía de un artista, casi todos tenemos un bolsillo flaco. Entonces necesitamos de las empresas, del Estado, del Municipio. Tampoco es tanto, por ahí con poco porque somos muy creativo hacemos muchas cosas

 

¿Qué dificultades encontrás trabajando en Bahía? ¿Qué beneficios?

No sé en otros lados porque no he trabajado así intensamente. Yo creo que en todos lados es más o menos lo mismo. Los beneficios de que nos conocemos todos. Esto entonces a la hora de proponer, a veces, se consiguen contactos muy rápido.

Estas dos cosas tienen que ver en cómo vos encaras los proyectos. Para cualquier proyecto hay que moverse mucho, entonces hoy capaz tenés la suerte que alguien te dice si yo te apoyo con lo que pensás hacer y es genial.

 

¿Con qué otros artistas estableciste relaciones? ¿en qué lugares?

Cuando se hicieron la intervención en las columnas de la Universidad, para el Día de la mujer, convocaron a ocho artistas. Ahí cada una tomó una columna y trabajó una temática diferente en relación a la mujer. Yo tomé la temática de las Trece Rosas de Agosto, que eran mujeres españolas que en la época de Franco con 17 y 18 años fueron fusiladas porque tenían ideas diferentes. Y bueno investigué un poco me pareció sumamente interesante y trabajé sobre eso.

Generalmente nos juntamos cuando nos convocan así para proyectos en grupos sino somos de un trabajo muy solitario y nos cuesta también eso. Son cosas que hay que modificar porque uno piensa que trabajar en grupo es competencia.

 

El artista

¿Cuándo empezaste a interesarte por el arte? arte como genérico pero la pregunta podría ser: por la musica, por el teatro, por la poesia, etc, etc según el entrevistado.

Siempre fui interesada por el arte. En realidad comencé danzas desde que tenía 3 años, después iba a dibujo, a pintura, hice un poco de guitarra, teatro y con un poquito de cada cosa siempre me gustó el arte. Así que desde chica hice mi carrera. Después ya de grande, porque me casé, tuve cuatro chicos y toda la historia de una madre. Luego di clases en la Escuela de Artes Visuales y ahora estoy con el taller de mi casa y los Chopen.

 

¿cuándo decidiste dedicarte profesionalmente?

No fue una decisión de decir me voy a dedicar profesionalmente. Las cosas se fueron dando, yo fui haciendo cosas y por ahí se me presentó la oportunidad de hacer una muestra, de vender alguna obra. Básicamente porque esto es un oficio entonces uno lo hace. Después si gusta vender o no vender eso ya es otra historia, tiene que ver con la capacidad que uno tiene de marketing y de saber venderse.

 

¿cuáles son tus influencias o referencias más directas?

Te digo por ahí los artistas que me gustan, cualquiera del grupo de los Chopen por la manera en que tienen de encarar la pintura, por el desparpajo, por la intuición que nada lo frena y por el manejo del color. Esa parte me encanta de ellos eso lo tengo como referencia. Después me gusta mucho Basquiat todo es excesivamente expresivo. Me gusta Alicia Antich, Mariana Constantini me gustan mucho cómo trabajan.

 

¿cómo definírias tu obra?

Bastante variada pero básicamente muy libre. Me encanta trabajar sobre textil pero también me gusta la madera y la construcción de objetos. Me gusta mucho el collage pero el objeto me gusta por lo que significa resignificar algo. Por ahí encuentro en la calle algo que está tirado que no se usa y me gusta darle esa vuelta, de poder decir algo en un lenguaje diferente a las palabras.

 

¿sentís qué ha habido algún tipo de evolución en tu obra?

La misma evolución que he tenido yo como persona porque la obra me acompaña. Lo que hago soy yo porque es mi vida, es mi historia, el momento emocional que estoy viviendo.

Mi obra a veces está mal porque yo estoy mal y otra vez es maravillosa. A mí lo que me pasa es que disfruto mucho el hacer, eso para mí es la obra. No sé si es tanto el resultado final, para mí el proceso de hacerlo es lo más lindo esa cosa de libertad de probar. Después cuando terminas empieza la mirada del otro, qué sí que le gusta, qué no, qué le falta, pero bueno lo lindo es el momento de hacerlo.

¿cómo crees que ha sido tu transformación artística a lo largo de los años?

Y bueno esto que te decía recién, un poco se ha ido transformando por mi vida.

Próximo proyecto:

Estoy haciendo cosas en crochet, estoy tejiendo. También algunas cosas en madera porque me regalaron mis hijos una sierra circular y estoy como loca ya que agarro y corto así que estoy trabajando con eso.

 

Dónde naciste, a qué escuela fuiste, a qué club, dónde vivís ahora (barrio)

En Bahía Blanca nací, fui a muy buenas escuelas. En el secundario fui a algunas, tenía algunos problemas ja, ja. Primero a la escuela 4 y después como a mí me gustaba bordar y hacer cositas, mi mamá me mandó a La Inmaculada pero fui dos años porque no me gustaba. Luego a la escuela 18 y repetí segundo grado porque bueno era muy distraída.

En el secundario levanté un poco la puntería. Entré en el ciclo básico, hice los tres años y luego me fui al glorioso Colegio Goyena y aquella época había algunos repitentes y algunos que habían echado pero bueno salieron muchos artistas.

Hace 37 años que vivo en el barrio Patagonia, cuando no era nada no tenía teléfono no tenían nada.

Ping pong:

Un lugar: la playa y el mar

Un libro: el último que leí ahora que lo terminé fue el de una escritora nigeriana feminista que se llama “La flor púrpura”, está buenísimo toda la temática del libro.

un cómic: no soy muy de los cómics, asi que no sé

una película: ‘la lengua de las mariposas’

una canción: “esas pequeñas cosas”. Lloro cada vez que la escucho

una artista: Chavela Vargas

un museo o centro artístico: por supuesto que los de mi ciudad porque me parece que están trabajando muy bien ahora y antes también porque con los presupuestos que han tenido siempre se han hecho cosas interesantísimas. Y después bueno el MOMA y el Metropolitano que son dos bestias de museo, aunque también la tenés que pegar con que haya una muestra buena.

una obra de teatro: Cualquiera. El teatro me gusta el bueno, el mal teatro, todo. Porque a mí me gusta el teatro en sí, ver el teatro vacío eso de venir y que el escenario esté con las butacas vacías me parece mágico.

un recuerdo: cuando entrábamos a pescar en la lancha con mi papá al monte.

 

Por Julián Etchande

 

 

 

Article Categories:
Archivo del presente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares
X