Archivo del presente: Fabricio de los Santos

Escrito por

Fabricio de los Santos

 

¿Cómo te definís? 

Si es en una palabra, por ejemplo, lo había pensado hace tiempo y es soñador. Pero la realidad es que soy un artista multifacético, o sea, me gusta acaparar bastantes cosas y hacer varias. Entonces me defino dentro de los lugares en los que me muevo y suelo hacer un poco de todo.

 

¿Creés qué a los artistas se les tiene en cuenta a la hora de desarrollar nuevas políticas culturales en nuestro país?

Creo que depende el enfoque, sí. Quizás no de la manera qué los artistas quisieran porque se nos tiene en cuenta pero para darnos un espacio. Por ahí después el tema de la profesionalización está bastante quedado atrás todavía, eso falta.

 

¿Qué políticas culturales que se llevaron o llevan a cabo destacarías? ¿Qué nuevas políticas culturales creés que se deberían desarrollar? ¿Quiénes deberían participar en la definición de dichas políticas?

Destaco dos. Hace muy poco los Juegos Bonaerenses que creo que ya vienen hace rato con el tema cultural activo y suma muchísimo el hecho de que también no que es solo en Primaria y Secundaria sino que también adultos mayores, personas con discapacidad y universitarios. Estaría bueno que todo eso no sea la única propuesta cultural de este tipo sino que haya más.

Y después el INAMU que hace convocatorias anualmente para brindar económicamente un apoyo a los artistas que, sobre todo, son más independientes y tienen un sello. Creo que está muy bueno para dar un impulso que generalmente el artista lo que necesita es un sustento económico.

En cuanto a nuevas políticas yo creo que aunque en Bahía por ahí es más difícil, este tipo de convocatorias que se hacen habría que darle más difusión. Uno de los problemas que más pasa en la parte cultural es el tema de la difusión, no se difunde tanto o la gente misma no lo consume entonces se complica desde ese lado. Creo que si se diera más difusión o si se mezclaran artistas más convocantes con artistas locales, como se solía hacer antes con el tema de los teloneros por ejemplo, creo que eso hace que puedas compartir el público.

Y deberían participar los que están en el ámbito. Pasa en muchos lugares que quizás los dirigentes son personas que les gusta el rubro pero nunca lo vivenciaron, nunca fueron parte o no tienen recorridos y eso les quita mucha valoración a la hora de decidir cosas. Capaz no se pueden dar cuenta de detalles que marcan la diferencia entonces creo que tendría que ser gente que haya tenido recorrido.

 

¿Qué te parece la situación actual del arte?

Yo creo que como todo, tanto en el deporte como en un montón de otros rubros, Argentina es potencia. El problema es que no se nos da el lugar, todo lo bancamos a pulmón y la economía siempre está como en decadencia entonces cuesta cada vez más.

Además la gente decide en qué gastar entonces al no tener una sobra para decir ‘bueno lo gasto en ocio’, es una opción menos para los artistas que se dedican a entretener. Igualmente creo que estamos bien, nos falta un poco más pero creo que potencial hay un montón en Argentina y en Bahía también.

 

Pensando en los últimos diez o veinte años, elija obras o muestras de otros artistas de Bahía que, a su criterio, son fuertemente significativas y cuente por qué. 

 

Tirando a los ámbitos en los que yo estoy hay dos o tres personas que han logrado destacarse en Bahía. Un ejemplo Matías Carrica por haber ganado el programa que tuvo su momento y después ahí quedó.

Abel Pintos que también es uno de los artistas más consagrados de la ciudad y que el éxito no lo consiguió estando en Bahía, tuvo que salir. O sea su salto digamos fue haber ganado los Juegos Bonaerenses, tener un contacto para grabar con otro artista y así ir escalando como creo que es la manera más factible de subir hoy en día.

O tenés mucha plata y la ponés toda o tenés algún artista que te brinda una oportunidad de mostrarte y hacer bien las cosas.

Después creo que Radagast que hace muchas cosas, no solo canta sino que hace teatro con el show de magia y demás creo que es lo más destacado que tenemos.

Sin embargo, todos ellos no pudieron saltar desde Bahía para llegar a hacerse conocidos, por eso creo que acá es difícil pero tenemos el potencial.

 

¿Qué dificultades encontrás trabajando en Bahía? ¿Qué beneficios?

Las dificultades es que Bahía es muy poco consumista del arte. Creo que es uno de los puntos en los que a muchos artistas les cuesta mucho venir y cuando vienen les cuesta llenar.

Les pasa a artistas que tienen recorrido, que tienen sus seguidores y sin embargo siempre acá no funciona. Han venido artistas como Daddy Yankee, no se ha llenado y así podría nombrar un montón más.

Y beneficios el hecho de tener más contacto con la gente, si bien es una ciudad grande pues conocés a las personas que te van a venir a ayudar. Eso, para el que se mueve por la ciudad, está bueno saber con quién estás tratando cuando llegue la ayuda.

 

¿Con qué otros artistas estableciste relaciones? ¿en qué lugares?

Con uno de los que tengo un tema es  Julián Esquivel, que es para mi el mejor guitarrista de la zona porque no conozco muchos que tengan la locura que tiene él, la capacidad, la habilidad y el amor que le tiene a la música y los instrumentos. Yo lo conocí en la Secundaria, de muy chico, y entre amigos nos hicimos conocidos. En un momento le dije de hacer un tema, se copó y ahora ya hemos dado varios show juntos. Ahora, si tengo una presentación, lo llamo y si puede viene. Es con el que más tuve relación.

Después con Amparo Muñoz (amplificadx) la conocí en los Juegos Bonaerenses y tiene una voz hermosa. Todavía no hicimos nada juntos pero está la idea.

Y bueno con los raperos de la escena de Bahía, los que hacen freestyle y tengo relación. El hecho del freestyle de moverte en las competencias y vas conociendo un montón de artistas.

 

¿Cuándo empezaste a interesarte por el arte?

Si vamos a lo que es música quise ir al Conservatorio, de chico como a los 12 años, cuando iba a la escuela a la tarde entonces tenía que ir a la mañana. Me levantaba temprano para ir a cantar arroz con leche y no me gustó.

Tiempo después me enteré de una Secundaria que tenía la modalidad de Arte y Música. En ese momento mi mejor amigo me contó y dije genial yo quiero aprender a tocar la guitarra.

Tuvimos una banda que hacíamos covers, ensayábamos, la pasábamos genial y aprendí bastante. Ahí ya sentí la sensación de subir a un escenario y que te tiemblen las patas.

Después por diferentes motivos me fui yendo para otros lados y ahora últimamente estoy haciendo la carrera de Ingeniería de Sonido y Producción Musical, desde la pandemia que ya empecé.

Siempre fui muy autodidacta de querer tocar, aprender y ver qué onda en cuestiones de computación más que nada. Siempre me metí para ver cómo se editan fotos, vi­deos y siempre me gustó aprender.

 

¿Cuándo decidiste dedicarte profesionalmente?

Yo todavía me considero amateur, pero podría decir algo serio quizás cuando me fui a Buenos Aires a vivir para seguir estudiando. Estuve un tiempo nomás por la economía y me tuve que volver, pero ahí dije ‘bueno vamos a meterle a esto porque es algo que me gusta’. Me deje o no me deje rédito lo disfruto de hacer y desde ahí empecé a meterme.

Para empezar siempre me gustó la música más orgánica, con instrumentos y tener una banda. Hoy es difícil coordinar pero creo que desde la pandemia que dije ‘bueno voy a estudiarlo un poco más a fondo para poder saber más’.

 

¿Cuáles son tus influencias o referencias más directas?

Tengo varias. Desde el lado artístico uno de los que me parece muy influyente por la versatilidad que tiene de poder estar tanto en una base de rap, como de rock, como dance y hasta rock bastante heavy es C.R.O. Yo lo tengo como un referente en cuanto a eso porque yo no me encierro en un género musical sino que quiero tratar de fusionar cosas que ya están inventadas, pero por ahí hay géneros que se pueden seguir fusionando.

Después por animarse a hacer cosas nuevas, por ejemplo, en este caso Lit Killah que ahora está con Los Palmeras y ha hecho un tema tradicional. Valoro mucho que se animen a hacer algo que quizás no saben si va a funcionar pero lo hacen porque lo quieren hacer y lo disfrutan.

Otro es Tiago PZK, lo tengo de referente por lo que hace y lo que hizo, de lograr unir a muchos exponentes de la escena y se dio el lujo de hacer su propia película también.

Por último Duki y Bizarrap creo que son los dos exponentes más grandes que tenemos hoy en día. Han hecho pegar un salto a la música argentina de una manera increíble. Duki agarra a cualquier artista emergente, lo vuelve pegado como fue Quevedo que lo agarró Biza y terminó de explotar. Hoy por hoy el Biza como productor y como mente inteligente de la industria es el número uno, está totalmente adelantado, sabe lo que hace, sabe el potencial que tiene y sabe dónde apuntar.

 

¿Cómo definirías tu obra? ¿sentís que ha habido algún tipo de evolución en tu obra?

No sé si evolución, por ahí en esto de que a medida que voy practicando y teniendo mi vuelta con colegas va mejorando esto del poder fluir las pistas y sacar diferentes formas de cantar o de interpretar. Creo que lo he notado más en las últimas canciones que noto más fresco, como menos tensión y distinta la voz.

Estoy explorando o experimentando con diferentes géneros, no me enfrasco sino que pruebo un poco. En el momento en que tenga que hacer lo que tenga que hacer saldrá.

Yo creo que el hecho de estar mucho con el freestyle, de poder escuchar siempre personas distintas, con distintas formas de expresarse me ha dado esto de decir ‘bueno esto me gusta esto lo puedo tomar’.

Y de ahí voy como forjando mi estilo en base a otros estilos muy definidos pero tomando un poco de todo y haciendo lo que yo siento.

 

¿Próximo proyecto?

Videoclips, que hoy por hoy son costosos al menos hacer lo que yo pienso hacer. Estaba hablando con gente que se encarga de eso y es costoso plantar una escenografía, conseguir actores que por ahí existen amigos que te lo hacen de onda, los materiales y transportar cosas a diferentes puntos, escribir, grabar, un guión, etc.

Esas cositas, detalles que me gustarían  tener en un videoclip son costosos y lo más fácil es caer en one shoot, le cantás a la cámara y para mí eso es lo mismo que poner la letra.

Si vos hacés un tema yo creo que tenés que tratar de transmitir lo que quisiste poner ahí y siempre me gustó mucho los videoclips de antes que vos lo ves y decís ‘no entiendo qué tiene que ver lo que dice la canción con lo que están mostrando en el videoclip pero está buenísimo’.

 

Dónde naciste, a qué escuela fuiste, a qué club, dónde vivís ahora (barrio).

Nací en Bahía. Fui a la Escuela 4 en la Primaria, después fui al Nacional un tiempo hasta que repetí y cambié de escuela hasta el Colegio Americano que fue el de música que egresé.

 

Jugué en los más importantes clubes de la ciudad así que digamos que no soy hincha de ninguno. Pero me gusta que le vaya bien en diferentes deportes porque practiqué varios. Me gusta cuando les va bien a los pibes de Liniers, me gusta cuando Olimpo le va bien porque necesitamos un equipo en Primera División, me gusta que Villa Mitre tanto en fútbol como en básquet le vaya bien. Y que también le vaya bien a El Nacional en sus deportes pues yo hice hockey ahí.

Y actualmente vivo en Macrocentro.

 

Ping pong

 

Un lugar: el escenario.

 

Un libro: El peregrino de Paulo Coelho.

 

Un cómic: los de Marvel.

 

Una película: El retorno del Rey, el Señor de los Anillos.

 

Una canción: Va a escampar de la Vela Puerca

 

Un artista: Wos.

 

Un museo o centro artístico: El Museo del Camp Nou.

 

Una obra de teatro: Les Luthiers, cualquiera de todas.

 

Un recuerdo: El año pasado en el escenario que había un montón de personas, estaba rapeando como si no estuvieran pero luego viendo que estaban y jugando con la gente ahí me decidí que quería estar arriba un escenario.

 

Por Julián Etchande

 

Article Categories:
Archivo del presente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares
X