Archivo del presente: Pedro Giorlandini

Escrito por

Pedro Giorlandini

 

¿Cómo te definís?

Es muy difícil. No me defino. Desde lo personal un hombre de familia y desde lo artístico ahí es más complicado. En lo personal es fácil pero el artístico es muy difícil porque viste que yo hago varias cosas, soy inquieto.

 

¿Creés qué a los artistas se los tiene en cuenta a la hora de desarrollar políticas culturales en nuestro país?

Sí, totalmente claro.

 

¿Qué políticas culturales que se llevaron o llevan a cabo destacarías? ¿Qué nuevas políticas culturales creés que se deberían desarrollar? ¿Quiénes deberían participar en la definición de dichas políticas?

Hace más de 40 años que estoy en esto. Me he movido siempre en el ámbito casi exclusivamente privado y estoy un poco ajeno. Pero sí me han ayudado por ejemplo con mi primer disco, he tenido la ayuda del Municipio de Bahía Blanca, en su momento, con la Subsecretaría de Cultura.

Después, ahora, hace poquito que estoy en Bahía y también he tocado a través del Municipio y también por Provincia.

En cuanto a políticas a desarrollar tampoco podría decirte. Lo que me parece es que se tendría que a lo mejor abrir un poco porque hay muchos músicos que son siempre los mismos, sobre todo a nivel nacional como que se tendría que repartir un poco más. Abrir más a otros músicos que son capaces de hacer un montón de cosas.

Y quiénes deberían participar supongo que estaría bueno que se consultara a los músicos también.

Insisto con lo de los músicos porque es el ámbito en lo que yo me dedico, no sé en otras ramas del arte cómo funciona. Pero estaría piola una vez por lo menos. A mí nunca me pasó de juntarme con colegas a ver qué les parece, qué se puede hacer, juntarse con quien corresponda a charlar de algunas cosas estaría bien.

 

¿Qué te parece la situación actual del arte?

Como te contaba yo hace poquito estoy acá, hace casi 5 meses, y estoy encontrando que hay un movimiento musical gigante hasta el punto que llegué un montón de veces a tocar y cada vez que toco hay ese mismo día ocho, nueve o diez shows.

Eso es reconfortante que haya una movida tan grande y al mismo tiempo nos tendríamos que organizar un poco me parece. Pero bueno como te decía yo estoy dedicado siempre a tocar, a componer y a hacer un montón de cosas.

Tengo sello discográfico y estoy pensando que vamos a juntarnos con músicos para, eso que charlamos hace un rato, ver si podemos organizar un poco mejor las cosas, para que estos temas también que, no sé si vienen al caso, pero que es la difusión. La gente me dice “nunca hay nada en Bahía”.

En mayo, en la ciudad, hubo un día que había diez shows. Había en el Teatro, en la Biblioteca Rivadavia, en los boliches e inclusive venía gente de Buenos Aires y no se enteraban. Y yo no me entero a veces de algunos recitales, entonces eso también habría que verlo porqué canal uno tiene acceso a los shows, muestras, obra de teatro que están ocurriendo en la ciudad.

 

Pensando en los últimos diez o veinte años, elija obras o muestras de otros artistas de Bahía que, a su criterio, son fuertemente significativas y cuente por qué.

Lo mismo te digo: hace poco que estoy en Bahía. Yo lo que estoy siguiendo hace tiempo son los poetas, la poesía me encanta de Bahía Blanca. Cuando venía me acercaba a lo que ahora es Factor C, de Gustavo López, y nos recomendábamos libros de Luis Sagasti, Marcelo Díaz, Sergio Raimondi, entre otros. Soy como medio fan de toda esta movida de la poesía.

 

¿Qué dificultades encontrás trabajando en Bahía? ¿Qué beneficios?

Los beneficios son que estoy tocando más que nunca en mi vida. Hay muchas opciones para tocar.

Las dificultades es que no se cumple con cosas en Bahía Blanca y ni en ningún lado. Lo que tienen que ver con que el músico que va a tocar a un boliche tiene que tener un caché, no se cumple en general.

En algunos lugares obvio que te pagan una especie de viático, pero eso es algo que también habría que ver que se cumpla la ley básicamente.

 

¿Con qué otros artistas estableciste relaciones? ¿en qué lugares?

Acá estoy tocando con mucha gente con la que ya había tocado y gente nueva.

Con la gente del palo del rock como Júpiter, del palo del jazz con, hace poquito tocamos, Daniel López, Laura Celave y Franco Grimoldi con quienes nunca había estado.

Y bueno voy a hacer algo que me tiene muy contento. Voy a tocar con la Banda Sinfónica a fin de año. Nos encontramos hace un par de años con Gustavo Kamerbeek en la calle, fuimos a la escuela juntos, aunque no al mismo grado. Nunca hicimos nada juntos y surgió esta idea de a fin de año tocar con la Banda Sinfónica.

Así que sí, hay muchas cosas. Estoy recontra contento de todas las cosas que estoy haciendo, en un montón de cosas nuevas y tocando con un montón de gente que nunca había tocado.

 

¿Cuándo empezaste a interesarte por el arte?

Tengo el recuerdo de haber ido al cine a ver el ‘Submarino Amarillo’ de Los Beatles cuando se estrenó. Yo tenía cuatro años, salimos del cine y mi mamá me compró el disco y yo creo que ahí fue.

 

¿Cuándo decidiste dedicarte profesionalmente?

A los 16 años.

 

¿Cuáles son tus influencias o referencias más directas?

Muchísimas. Empecé escuchando Los Beatles y a partir de ahí empecé a buscar su música. Después también Los Bee Gees, cualquier cosa del rock sinfónico, folclore, música clásica. El jazz vino bastante después y el rock posteriormente que fue algo raro, porque yo tendría 26, 27 años y vivía en Brasil.

Recuerdo que vine a Bahía que­ estaba mi primo tocando con un grupo punk y yo lo fui a ver. Ahí dije ‘esto que están tocando es buenísimo, me gusta mucho’. No había escuchado ese estilo, pero sí de otro tipo de emoción con el piano por ejemplo. Luego de eso lo primero que hice fue comprarme una guitarra eléctrica así que a partir de esa época que hago dos cosas: toco el piano por un lado y por el otro toco la guitarra eléctrica y canto.

 

¿Cómo definirías tu obra? ¿sentís que ha habido algún tipo de evolución en tu obra?

El tema de mi obra, de definirla, es también amplia porque de lo que yo hago como pianista de jazz o música instrumental por un lado, por otro lado toco en grupos de rock alternativo, punk, con la guitarra eléctrica y canto por otro lado. También soy arreglador, soy productor discográfico. Todo eso soy.

Espero que haya habido una evolución, pienso que si. Yo toqué unos años con Cecilia Millone y ella me decía que soy alternativo. Un día un rato soy pianista de tango, otros ratos rockero me decía y me cargaba. Eso creo que es un poco lo que me divierte, ir haciendo distintas cosas que yo sé que confunde a la gente porque hay un montón de personas que me conoce como el pianista pero soy otras cosas también.

 

¿Cómo crees que ha sido tu transformación artística a lo largo de los años?

He pasado por muchos estadíos distintos como esto que te decía anteriormente.

 

¿Próximo proyecto?

Varios. Ahora el 6 de agosto continuamos con el Ciclo de jazz en la Biblioteca Rivadavia con Daniel López.

Después el 24 de septiembre se cumplen los 30 años de Los Corleone, que es un grupo que yo tuve en el año 1992 acá en Bahía cuando volví de Brasil. Armamos ese grupo con mi primo Julio y el Búho Briglia y esa fecha vamos a hacer el recital por los 30 años.

Y el 2 de diciembre tengo en el Teatro Municipal este concierto con la Banda Sinfónica.

Es algo que yo me imaginé cuando era chico alguna vez tocar en el Teatro con una gran Orquesta y bueno ahora lo vamos a hacer.

 

Dónde naciste, a qué escuela fuiste, a qué club, dónde vivís ahora (barrio)

Nací acá en Bahía. Fui a la Escuela 7.

Soy hincha de Liniers y jugué al fútbol. Al básquet de San Lorenzo del Sud.

Actualmente vivo en Barrio Molina Campos.

 

Ping-pong

Un lugar: Bahía Blanca

Un libro: Te decía que me gustaba la poesía, así que vamos con Love Is A Dog From Hell de Bukowski.

Un cómic: Batman

Una película: Step Brothers

Una canción: Kashmir de Zeppelin

Un artista: Hendrix

Un museo o centro artístico: 2 Museos

Una obra de teatro: no sé, no estoy muy al tanto.

Un recuerdo: Bueno esto que estábamos hablando. Haber ido al cine a esa edad tan temprana y encontrarme con esa música y esas imágenes de ‘Submarino Amarillo’, creo que me marcaron para toda la vida.

 

 

Por Julián Etchande

Article Categories:
Archivo del presente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares
X